Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
21 agosto 2013 3 21 /08 /agosto /2013 16:04
he recibido una Carta de un amigo

He recibido una Carta de un amigo del que solo tenía noticias por referencias de terceros y al que echaba de menos. El sobre que contenía la Carta estaba escrita por mi Papa Francisco I pero el texto es de mi Papa Benedicto XVI a quien, si, añoro, porque durante años me ha guiado con sus escritos. Como un buen vino, como un buen queso, como un buen libro, he escogido el momento apropiado para leer la carta, sin prisa y me ha abierto los ojos en su explicación de la fe tras la catequesis ya hecha sobre la esperanza y la caridad, un repaso integral de tres aspectos fundamentales de nuestra vida cristiana.

 

En 32 caras de folio, nuestro Papa nos explica la fe y lo hace para todos (para muchos ;-} ) sin elevar el tono teológico, haciéndolo accesible a cualquier lector. Eso si, mira la fe desde los 360 grados, diría que esféricamente en las tres dimensiones.

Curiosa coincidencia que la Carta se haya publicado en una fecha en la que nuestro programa de formación del año 2013 habla de la fe de Abraham, Isaac, Jacob y la Carta empiece repasando la evolución de la fe. Curiosa coincidencia ofrecida por la Providencia y que nos debería hacer prestar más atención al programa que los FdM estamos desarrollando este año.

En este repaso esférico del concepto de la fe, nos marca una serie de aspectos, cada uno de ellos hay que mascar, entender, absorber y disfrutar. Y como nos explica después, transmitir a los demás:

-          La fe y la luz.

-          La fe, creer en, creer que, creer a.

-          La fe y el Amor, camino de salvación.

-          La fe y la verdad, si no creemos no comprendemos (no subsistimos).

-          La fe, la palabra y la luz.

-          La fe, la palabra y la escucha.

-          Un abrumador punto sobre fe y razón de la mano de S. Agustín (Credo ut Intelligam) en el que el tercer hilo de la trama es la experiencia de vida.

-          Y como corolario, cómo usar la fe para buscar a Dios.

En el año de la fe, nuestro Papa nos pide que difundamos la fe que tenemos y que debemos haber reforzado con todo lo anterior. La fe que hemos recibido de nuestros padres, de nuestros abuelos (como Francisco I) o que nos ha golpeado a la vuelta de una esquina de la vida y que andaba dormida.

Transmitir lo recibido es una enorme responsabilidad que no debemos considerar como una carga si no como una dulce misión. Ser espejos y reflejar esa luz, esa palabra, esa voz, ese amor, ese anuncio; todos esos son los ingredientes de nuestra misión misionera ya que, tenemos algo que los demás no, ¿no queréis contárselo? Y para eso tenemos una maravillosa herramienta, la Iglesia. Muchos piensan que los fieles somos herramientas de la Iglesia pero la realidad es la contraria, y si no, ¿qué son los sacramentos?

Explicar al que no sabe qué es la Eucaristía o el Perdón de los Pecados es como (es más que) enseñar a un visitante los rincones más bonitos de tu ciudad, y lo hacemos llenos de orgullo por eso nuestro Papa condensa en dos breves páginas una catequesis sobre los sacramentos, sobre todo el Bautismo; todos deberíamos leerlo para refrescar nuestra formación pasada.

El punto #46 me parece especialmente luminoso. Aborda un enlace lógico, construido sobre la fe, la oración y el decálogo, algo inesperado del título del capítulo muy pero certero y que da forma a ideas que rondaban por la cabeza sin terminar de cuadrarse. El sentido del Padrenuestro y el verdadero entendimiento del decálogo no como lista de prohibiciones si no como recetas para ser misericordioso y así “salir del autoreferencial, cerrado en sí mismo”

Nos advierte de algo obvio pero muy frecuente, la fe es una e íntegra. Hoy, en la época de la homogenización, la globalización, de la libertad absoluta de viajes e intercambios de objetos, ideas, culturas, hoy, que trabajamos en red siguiendo protocolos únicos y estandarizados, sin embargo, nos negamos a que haya una sola fe; solo la fe del relativismo, es decir, que cada uno tiene su verdad. ¡Qué enorme contrasentido!

Por último, la fe se vive en un contexto, primero en tu interior, luego proyectada frente a terceros y por tanto, tiene una fuerte relevancia social. La fe ayuda al desarrollo del bien común frente a proyectos e ideologías colectivistas; la fe da una referencia de bienaventuranza a la vida en familia, en sociedad, en nuestra relación con la naturaleza. En estos tiempos en los que el cielo está lleno de fuegos artificiales, es necesario recordar que solo hay una Estrella Polar y que el resto son destellos fugaces y artificiales si no, ¿por qué es necesario volver a recordar qué es el matrimonio y cuáles son los elementos constitutivos de una familia? y nos da ánimos para seguir educando en la fe a nuestros hijos como hacemos desde Sara y Abraham.

Otro de los mensajes colaterales es recordar cómo debe ser nuestra relación con el mundo que nos han encomendado y que ha sido creado para nosotros. Frente a ecologismos geofascistas que ponen la tierra en el centro para así dominar a las personas, nos recuerda que este mundo es un como un libro prestado, que podemos leerlo pero sin arrancar las páginas o pintar sus hojas, se creó para nosotros y debemos hacer un uso responsable

Y como la fe es alegría, nuestro Papa se despide con alegría, con una súplica que parece hecha a medida de los FdM, María y fe, María guía de los que tenemos fe.

Mi amigo, el que escribió la carta, no me volverá a escribir, tendré que releer lo que ya ha dejado escrito pero ha encargado al que escribió el sobre que siga guiándonos y así será, no en vano se ha molestado en leer la carta, complementarla y enviárnosla. Nuestros Papas usarán estéticas distintas, formas distintas pero en su catequesis son como una cremallera nueva, cada diente cierra perfectamente sobre el anterior en un continuo que aunque algunos se empeñen, comenzó en Abraham y ahora está en manos de Francisco.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : Franciscanos de María, El Salvador
  • : La misión de los Franciscanos de María es vivir y difundir la espiritualidad del agradecimiento, ayudando a todos a comprender que ése es el corazón del Evangelio, aquello que Dios espera y tiene derecho a encontrar en el corazón del cristiano.
  • Contacto

Contactos

Telefono: (503) 2131-9333

 

Correo Electronicos:

 

Zona Paracentral: frmaria.esa.paracentral@gmail.com  y    frmaria.esa.paracentral2@gmail.com

 

Zona Occidental: frmaria.esa.occidente@gmail.com

 

Zona Oriental: frmaria.esa.oriente@gmail.com

 

Ministerio de Jovenes: jovenesfranciscanosdemaria@gmail.com

 

Coordinador General: Franciscanosdemaria@hotmail.com

 

 

 

El Muro de los agradecimientos

 EL MURO

El Santo Rosario online

santo rosario 02

15 min. con Jesús

15minjesussac