Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
10 agosto 2012 5 10 /08 /agosto /2012 17:13

 

 

frmaria 042

Historia:

      Los Franciscanos de María fueron fundados en 1988 por el P. Santiago Martín (Madrid, 1954), en Madrid y recibieron la primera aprobación eclesiástica de manos del arzobispo de Madrid, cardenal Ángel Suquía, en 1993, como Asociación Pública de Fieles de Derecho Diocesano. Desde ese momento, los Franciscanos de María comenzaron a expandirse fuera de su Diócesis de origen, primero por España y luego fuera de ella. Irún -en el País Vasco-, Alicante –junto al Mediterráneo- y Oviedo –en la cuna de la Reconquista- fueron las primeras Diócesis que acogieron la espiritualidad del agradecimiento. Luego siguieron otras: Valencia, Barcelona, Almería, Sevilla.... A partir del año 2000, aunque ya antes tenían presencia en América (República Dominicana), comienza la expansión por ese continente. En este momento las “escuelas de agradecimiento” –la “obra” típica y propia de los Franciscanos de María- están abiertas y funcionando en todas las naciones de América, desde Canadá a Chile, a excepción de algunas de las islas más pequeñas del Caribe. No mucho después, esta expansión se trasladaba a Asia, aunque más tímidamente (hay “escuelas de agradecimiento” en Sri Lanka) y se empezaban a crear grupos de laicos en otros países de Europa: Polonia, Holanda, Italia, Alemania. En 2007, el Papa Benedicto XVI, a través del Pontificio Consejo para los Laicos –presidido por el cardenal Rylko- daba la aprobación pontificia a esta institución, refrendándola así como un “camino de santidad” y reconociendo en ella la existencia de un carisma, el del agradecimiento. La aprobación pontificia tiene fecha del 25 de marzo de 2007, día de la Encarnación del Señor, día del “Sí” de María, y el acto oficial de entrega del decreto de aprobación tuvo lugar en el Vaticano el 26 de junio de 2007, fiesta de otro fundador español, San Josemaría Escrivá. En este momento, los Franciscanos de María están en 27 países de tres continentes y el número de laicos que asisten a las “escuelas de agradecimiento” y que, por lo tanto, forman parte jurídicamente de la Asociación está en torno a los diez mil.

      Los Franciscanos de María se organizan en dos niveles, el de los laicos y el de los consagrados. Cada uno de ellos tiene una estructura y unos compromisos diferentes, aunque todos partícipes de la misma vocación: amar y hacer amar al Amor, a Dios que es el Amor.

     Los consagrados tienen a su vez dos ramas, una masculina y una femenina, tal y como figura en los Estatutos aprobados por la Santa Sede. La rama masculina tiene ya Estatutos propios, aprobados también por la Iglesia –en este caso, la Archidiócesis de Madrid, bajo el cardenal Antonio María Rouco, el 27 de junio de 2007-. A ella pertenecen sacerdotes que pueden llevar o no vida en común. Los Estatutos de la rama femenina están en proceso de aprobación.

 

      Los laicos, hombres y mujeres, casados y solteros, jóvenes o ancianos, viven su pertenencia a esta Asociación como una vocación, es decir como una llamada específica del Señor que, a través, de los Franciscanos de María les anima y convoca a recorrer el camino de la santidad. Para ellos, pues, pertenecer a esta Asociación católica es algo tan serio e importante como para un religioso ser miembro de su Congregación o para un sacerdote estar inserto en la comunión diocesana. Con esta seriedad, con esta solemnidad, con esta llamada a actuar en presencia de Dios, es con la que los seglares que se acercan a la Asociación dan dentro de ella los pasos jurídicos que la Iglesia ya ha aprobado.

 

      Entre los laicos insertos en los Franciscanos de María hay dos niveles: el de aquellos que simplemente participan de la espiritualidad o colaboran en las actividades sociales, y el de aquellos que, transcurrido un tiempo, comprenden que se trata de su vocación específica dentro de la Iglesia y expresan mediante unas promesas su vinculación con la asociación y su decisión de servir al Señor dentro de esta familia espiritual. Ambos son Franciscanos de María, aunque, como es lógico, es sobre los miembros del segundo nivel sobre los que recaen las principales obligaciones, según consta en los Estatutos.

          Para emitir las promesas es preciso un tiempo de contacto y de participación tanto en los grupos de espiritualidad como en los de servicio a los pobres. Pasado este tiempo, el candidato expresa su deseo de dar un paso más y de comprometerse ante el Señor. Es imprescindible que esté en condiciones de libertad para poder emitir esas promesas, por lo que se deberá respetar con exquisito cuidado la voluntad del candidato huyendo de toda coacción; así mismo, éste deberá ser mayor de edad para dar este paso. Las promesas se hacen por un año y se renuevan por ese mismo periodo en cada ocasión. Los Estatutos preveen la emisión definitiva de las promesas transcurridos seis años de renovación de las mismas.

      Las promesas son dos. Una hace referencia a la práctica espiritual y la otra al servicio a los pobres.

       La promesa de "espiritualidad" lleva consigo el compromiso de rezar al menos quince minutos diarios, el rezo del Rosario, la confesión frecuente y la participación, siempre que sea posible, en la Eucaristía todos los días. Ligado a esta promesa está también el compromiso de intentar asistir a las actividades formativas que la asociación desarrolla a lo largo del año, particularmente a los “ejercicios espirituales” o “congresos” que tienen lugar en el verano.

      La promesa de "servicio" supone cuatro elementos. El primero es la austeridad personal, pues sin ella las demás nota de este compromiso pueden resultar vacías de verdadero contenido aunque se practiquen escrupulosamente; por esta austeridad los Franciscanos de María se comprometen a utilizar en su gasto y beneficio personal aquello que sea necesario, sin caer en la tentación del consumismo, verdadera lacra de la sociedad actual como tan reiteradamente denuncian el Papa y los obispos; no se trata de que no puedan gastar o que no puedan vivir con holgura; se trata de hacer el uso de los bienes que Dios nos ha concedido pensando que no estamos solos en la tierra y que de nuestro derroche dependerá la escasez de otros; se trata de buscar un equilibrio marcado por la generosidad, habida cuenta de que esta es una promesa que deberán practicar laicos que viven en el mundo y que, en muchos casos, asumen este compromiso a nivel individual sin que participen en él los demás miembros de su familia.

 

      El segundo aspecto de esta promesa es la limosna. Es fruto de la generosidad y también del ahorro que lleva consigo la austeridad. Es fruto, sobre todo, del amor a Cristo que está presente en quien necesita ayuda. Merced a la limosna se mantienen la asociación y se ayuda a los pobres; por ello, los Franciscanos de María, cada uno en función de sus posibilidades, deberán aportar la cantidad que estimen conveniente para ambos fines, teniendo siempre presente que el Señor nunca se deja vencer en generosidad.

 

     Por último, este compromiso lleva consigo intentar cumplir la propia obligación del mejor modo posible. Es incoherente y aún ridículo actuar al servicio del prójimo de manera extraordi­naria mediante el voluntariado, mientras que se dejan sin cumplir las propias obligaciones. No se pueden echar sobre los hombros pesos ajenos cuando no se intenta con la mayor honestidad posible llevar los propios. Lo primero que el Señor nos pide a cada uno de nosotros es que nos hagamos santos en medio de las circunstan­cias familiares, laborales y sociales en las que Él nos ha colocado, por muy distintas que estas sean a nuestros deseos. A la vez que intentamos cumplir bien con esos compromisos, podemos intentar ayudar a otras personas en las cuales vemos a Cristo necesitado, pero esta acción generosa nunca podrá servir de excusa para no cumplir lo que es voluntad de Dios expresa y que se pone de manifiesto por las obligaciones propias de nuestro estado.

 

     Las promesas, por otro lado, sirven para recordarnos los “mínimos” que los que las hacen se comprometen a hacer, no los “máximos”. Esto es especialmente importante recordarlo en el campo de la oración. Quince minutos de oración diarios son bien poca cosa, incluso para un laico que vive agobiado por falta de tiempo. Es el “mínimo” que hay que dar para poder llevar una relación con Dios que tenga algo de profundidad, pero aspirando a encontrar más tiempo cada día, a fin de aumentar esa comunión con el Señor.

 

     A continuación viene otro aspecto de esta promesa: el servicio directo a los necesitados. Se ejerce de dos maneras: mediante el apostolado -catequesis, evangelización directa a través de los propios medios de la institución- o mediante el voluntariado de asistencia a cualquier tipo de marginación. Pudiera darse el caso de que alguno no se encontrara en condicio­nes de desarrollar este aspecto de la promesa, pero en ningún caso quedará eximido de ayudar a los que están a su alcance, de mantener una actitud de servicio hacia aquellos que pasan a su lado.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

P.Raùl Carvajal Estèvez 01/04/2012 00:14


NO ESTOY EQUIVOCADO EN AFIRMAR QUE EL ESPIRITU DE DIOS PRESENTE EN PENTECOSTES ESTA MAS ACITIVO QUE NUNCA EN LA
HISTORIA HUMANA. SIEMPRE LO HA ESTADO, ES VERDAD, PERO CON LA FUERZA QUE AHORA ESTA, NO.


POR AQUI Y POR ALLA, POR TODAS PARTES DEL MUNDO ,SU PRESENCIA ES MAS QUE VISIBLE Y PALPABLE. ESPAÑA, NO ES
EXCLUSIVA,LOS CINCO CONTINENTES SON AHORA LO QUE FUE JERUSALEN EN LA HORA APOSTOLICA,CLARO, UNOS MAS QUE OTROS, PERO, TODOS ELLOS RASTREAN LAS HUELLAS DE ESTE DIVINO ESPIRITU. DE LOS CINCO
CONTINENTES, EL MAS FLACO Y POBRE ES EUROPA, LA QUE FUE LA CAPITANA EN TIEMPOS PASADOS, AHORA NO LO ES. PERO, TODO ES POSIBLE ANTE DIOS. A LO MEJOR, CON EL PASO DE LOS AÑOS ESTE VIEJO CONTINENTES
COMIENCE OTRA VEZ A CAPITANEAR EL VELERO DEL EVANGELIO. YA SE HA CONSAGRADO LA EXPRESION QUE EL CONTINENTE DE LA ESPERANZA ES Y SERA LATINO-AMERICA COMO PARECE QUE PUEDE SER TAMBIEN,
AFRICA.


PERO,ASI COMO EN TIEMPOS DE LA VIDA DE MARIA SANTISIMA YA ELLA SE HIZO PRESENTE EN EL PILAR DE ZARAGOZA SEGUN
CUENTA UNA LEYENDA DEL SIGLO X111, ASI TAMBIEN PARECE QUE AHORA SE ESTA HACIENDO PRESENTE OTRA FUERZA,CLARO, NO COMPARABLE CON EL PODER DE MARIA, PERO A LO MEJOR EMPUJADA POR ELLA, LA FUERZA DEL
ESPIRITU DE SAN FRANCISCO DE ASIS, EN ESTE CASO HECHO REALIDAD EN LA FE Y EN EL AMOR Y EN EL ESPIRITU DE SERVICIO Y DE AGRADECIMEINTO QUE ESTE ESPIRITU DE DIOS HA LLENADO EL CORAZON DEL
P.SANTIAGO MARTIN.


ESTOY COMENZANDO A CONOCER APENAS ESTA OBRA DE DIOS. PIENSO QUE ES UN REGALO DEL CIELO PARA EL MUNDO, TANTO
PARA LAICOS SIMPLES,LAICOS CONSAGRADOS Y SACERDOTES,TODOS INVITADOS Y RETADOS A SEGUIR EL CAMINO DE LA SANTIDAD, NATURALMENTE ENRAIGADOS Y CIMENTADOS EN LA FE DE
JESUCRISTO.


HE ESCUCHADO POR EWTN AL P.SANTIAGO SUS INTERVENCIONES SOBRE AMOR Y MATRIMONIO CRISTIANO. FRANCAMENTE, NO HAY
COMENTARIO EN CONTRA : UNA MARAVILLA. NO SOY NI INTELIGENTE, NI PSICOLOGO, PERO POR EL SENTIDO QUE TENGO DE LAS PERSONAS Y DE LAS COSAS, PIENSO QUE EL P.SANTIAGO ES UN HOMBRE DE DIOS... CON ESTO
DIGO TODO.    NO SE SI ALGUN DIA YO TENGA LA OPORUNIDAD O POSIBILIDAD DE CONOCERLO EN PERSONA, SERIA PARA MI UN PRIVILEGIO Y  UN GRAN REGALO DE DIOS. Y CUÀNTO AHORA MISMO
NECESITO CONOCER A UNA PERSONA DE ESTE CALIBRE ESPIRITUAL...


BUENO, ME ALEGRO DE QUE LOS FRANCISCANOS DE MARIA YA ESTEN EN LATINO-AMERICA. ESPERO QUE EN UN TIEMPO NO LEJANO
LLEGUEN O NOS VISITEN POR ECUADOR, LA MITAD DEL MUNDO GEOGRAFICAMENTE, LA PRIMERA NACION EN EL MUNDO CONSAGRADA AL SACRATISIMO CORAZON DE JESUS EN 1874 POR EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE ESA
EPOCA DR.GABRIEL GARCIAMORENO.


NO TENGO MAS QUE DECIR, SINO BENDITO Y ALABADO SEA DIOS QUE SUSCITA REALIDADES DIVINAS COMO ESTAS, LOS
FRANCISCANOS DE MARIA. ESTOY TENTADO, AUNQUE NO SE SI ME SERA POSIBLE,SER PARTE DE ESTA FAMILIA.ESO YA ESTA SOLAMENTE EN LAS MANOS DE DIOS, NO EN MI SIMPLE Y HONESTO DESEO QUE EN LE FONDO NO ES
OTRO QUE LA PURIFICACION INTERNA Y EL ANHELO DE SER , POR LO MENOS UN POQUITO, PARECIDO A JESUCRISTO PORQUE ESO ES PARA MI SER SU SEGUIDOR : PENSAR, OBRAR Y SENTIR COMO EL
.


QUE DIOS BENDIGA AL P.SANTIAGO Y A SU OBRA.

Présentation

  • : Franciscanos de María, El Salvador
  • : La misión de los Franciscanos de María es vivir y difundir la espiritualidad del agradecimiento, ayudando a todos a comprender que ése es el corazón del Evangelio, aquello que Dios espera y tiene derecho a encontrar en el corazón del cristiano.
  • Contacto

Contactos

Telefono: (503) 2131-9333

 

Correo Electronicos:

 

Zona Paracentral: frmaria.esa.paracentral@gmail.com  y    frmaria.esa.paracentral2@gmail.com

 

Zona Occidental: frmaria.esa.occidente@gmail.com

 

Zona Oriental: frmaria.esa.oriente@gmail.com

 

Ministerio de Jovenes: jovenesfranciscanosdemaria@gmail.com

 

Coordinador General: Franciscanosdemaria@hotmail.com

 

 

 

El Muro de los agradecimientos

 EL MURO

El Santo Rosario online

santo rosario 02

15 min. con Jesús

15minjesussac