Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
23 noviembre 2010 2 23 /11 /noviembre /2010 05:45
Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las palabras del Papa sobre el uso del preservativo por las prostitutas como medio, imperfecto, de evitar el contagio del sida han levantado una polvareda tan interesada como exagerada.

 

Interesada, porque esas palabras han sido utilizadas para ir contra la propia Iglesia, como si ésta, por fin hubiera cambiado de opinión; un articulista especializado en información religiosa ha llegado a escribir que Benedicto XVI ha Santiaceptado, aunque sea sólo un poco, el uso del preservativo para evitar que se siga yendo gente de la Iglesia. Exagerada, porque ni el Papa ha cambiado la doctrina moral sobre el uso del preservativo ni lo que ha dicho tiene una gran incidencia en la vida práctica; lo tendría si hubiera una prostituta en el mundo –una sola ya sería suficiente- que dijera: no voy a usar el preservativo en la relación con mis clientes porque la Iglesia dice que es pecado. Esta reflexión, simplemente, no se la hace ninguna de las mujeres que practican el que se dice que es el oficio más antiguo del mundo; y no porque entre ellas no las haya católicas y aún devotas –recuerdo las procesiones de Semana Santa de mi infancia, donde desfilaban con gran fervor las prostitutas de la zona-, sino porque ya que están metidas y bien metidas en harina, lo de que el preservativo lo prohíba el Papa o les tiene sin cuidado o ni se lo plantean; si se lo plantearan serían de otra galaxia y las prostitutas extraterrestres, de momento, no existen. Si cometer ese pecado les importara, antes dejarían de cometer el otro, el del comercio carnal. Y lo mismo se puede decir de los “consumidores” de ese comercio –que son mucho más culpables que las prostitutas-; si la conciencia tuviera algún poder sobre sus actos, les haría renunciar al sexo pagado, con lo cual no tendrían necesidad de utilizar el preservativo.

 

Toda esta historia me recuerda aquel cuento del hombre que fue atropellado por un camión y, después, por una bicicleta. No murió y, cuando se recuperó, fue entrevistado por un sagaz periodista –del nivel intelectual de los que están echando las campanas al vuelo por lo del Papa y el preservativo-; éste le preguntó qué sintió cuando tras el camión le pasó por encima la bici y el hombre, sorprendido por lo estúpido de la pregunta, le contestó: “¿A usted que le parece? Si te aplasta un elefante después ya no notas que te pica un mosquito”.

 

La cuestión no es sin las prostitutas hacen bien en, al menos, usar el preservativo porque la moralidad del preservativo a ellas les trae sin cuidado. La cuestión es que no debería haber prostitutas porque no debería haber gente que reclamara sus servicios. Y también que el preservativo no es sexo seguro y que por lo tanto no sólo usarlo es una banalización del sexo, sino que es un suicidio, pues es como jugar a la ruleta rusa creyendo quela pistola que te pones en la sien no tiene balas en la recámara cuando en realidad de cada diez tiene una.

 

frmaria

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : Franciscanos de María, El Salvador
  • : La misión de los Franciscanos de María es vivir y difundir la espiritualidad del agradecimiento, ayudando a todos a comprender que ése es el corazón del Evangelio, aquello que Dios espera y tiene derecho a encontrar en el corazón del cristiano.
  • Contacto

Contactos

Telefono: (503) 2131-9333

 

Correo Electronicos:

 

Zona Paracentral: frmaria.esa.paracentral@gmail.com  y    frmaria.esa.paracentral2@gmail.com

 

Zona Occidental: frmaria.esa.occidente@gmail.com

 

Zona Oriental: frmaria.esa.oriente@gmail.com

 

Ministerio de Jovenes: jovenesfranciscanosdemaria@gmail.com

 

Coordinador General: Franciscanosdemaria@hotmail.com

 

 

 

El Muro de los agradecimientos

 EL MURO

El Santo Rosario online

santo rosario 02

15 min. con Jesús

15minjesussac