Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
8 diciembre 2011 4 08 /12 /diciembre /2011 22:47

Una monja vestida con un hábito de tela vaquera se abraza a un Papa vestido con sus ropajes ceremoniales. Una monja titulada superior, que ha dejado su vida en un entorno cómodo por entrar en un convento de clausura generando una atracción que otras jóvenes siguen, se abraza a un Papa que empezó sus estudios en el seminario bajo el dominio nazi y que hoy es un líder reconocido hasta por los no católicos por su autoridad intelectual. Ese abrazo que yo también querría haber dado a nuestro Papa, es el símbolo más abstracto de la iniciativa de la Nueva Evangelización que BXVI nos propone para el año próximo.

 

 

Cuando se observa la escena de nuevo el Papa nos sorprende con esa capacidad de visión  estratégica (como dirían los empresarios), de anticipación de la jugada (como dirían los futboleros) o esa llama que da el Espíritu Santo (para nosotros los cristianos). Todo lo que rodea está lleno de mensajes para que nosotros, pobres ciegos, entendamos desde varios ángulos el mensaje.

Este Papa madrileño al que la tormenta de verano hizo volar el capelo mientras hablaba a muchos cientos de miles de jóvenes, hablaba en un lenguaje que en apariencia es inaccesible para ellos pero que cuando comentas te dicen que por fin alguien no les ha tratado como niños.

Ese Papa es capaz de discutir con intelectuales de cualquier credo o religión manteniendo un tono, un nivel de conocimiento de la postura de la otra parte  y un nivel de comprensión que les desarma.

Ese Papa que escribe Catecismos y Encíclicas sociales, que soporta la agresión a su persona y que se levanta, sonríe y nos da amor. Ese Papa que conocedor de la dificultad de las vocaciones, de la vida de los sacerdotes, les dedica un año para que ellos se sientan arropados y para que nosotros, crueles usuarios de ellos, los descubramos y les demos las gracias.

Ese Papa ha llamado para que iniciemos la Nueva Evangelización.

Y entre otros, ha llamado a una chica joven, guapa, vital, culta y que no ha tenido reparo en dejar su vida, su carrera para vivir en Lerma, en un convento de clausura y desde allí contagiar a otras jóvenes. Ha tenido el humor de promover su nueva evangelización con hábitos de ropa vaquera  que compatibilizan con un carisma en el que el Espíritu Santo está presente en todo lo que dicen, rezan y hacen. Con el carisma de evangelizar a los jóvenes.

Todo el mundo ha comentado el abrazo, gesto que es una señal de afecto profundo, los padres lo sabemos, pero antes del abrazo, Sor Verónica en su discurso, nos ha entregado una perla. En mi ignorancia, no sé si es obra suya o tomada de otro autor; da igual, imagino la escena y en ella, adquiere especial belleza. Sor Verónica ha expuesto un Credo que diciendo todo lo que tiene que decir, es de una belleza abrumadora y quería compartirlo con vosotros:

Creo en Dios Padre, que con su amor omnipotente creó el cielo y la tierra como lugar de encuentro y diálogo amoroso con los hombres, a los que había destinado de antemano a vivir de y en la comunión del amor trinitario. Creo en Jesús, el Ungido, su Hijo único, nuestro Señor, que por nuestra causa nació de las entrañas virginales de María, fue bautizado, padeció, murió, fue sepultado, resucitó y subió al cielo para liberarnos del pecado y de la muerte y hacer que, como hijos, vivamos de y en la comunión del amor trinitario. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que Cristo derramó de una manera nueva sobre los hombres para configurar la Iglesia, que, por medio de la comunión en las realidades santas, especialmente la Eucaristía y el perdón de los pecados, preludia en nuestra tierra y en nuestro tiempo la resurrección de la carne para que, elevada ésta a la altura de Dios, goce eternamente de la comunión del amor trinitario”.

Lo he recortado y lo llevo en mi Misal, y solo de pensar que hay más de cien monjas rezándolo, me da fuerza para levantarme tras la penúltima caída

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : Franciscanos de María, El Salvador
  • : La misión de los Franciscanos de María es vivir y difundir la espiritualidad del agradecimiento, ayudando a todos a comprender que ése es el corazón del Evangelio, aquello que Dios espera y tiene derecho a encontrar en el corazón del cristiano.
  • Contacto

Contactos

Telefono: (503) 2131-9333

 

Correo Electronicos:

 

Zona Paracentral: frmaria.esa.paracentral@gmail.com  y    frmaria.esa.paracentral2@gmail.com

 

Zona Occidental: frmaria.esa.occidente@gmail.com

 

Zona Oriental: frmaria.esa.oriente@gmail.com

 

Ministerio de Jovenes: jovenesfranciscanosdemaria@gmail.com

 

Coordinador General: Franciscanosdemaria@hotmail.com

 

 

 

El Muro de los agradecimientos

 EL MURO

El Santo Rosario online

santo rosario 02

15 min. con Jesús

15minjesussac